HABLAR DE BUSCAR TRABAJO ES HABLAR DE COMUNICACIÓN

¡Vaya aforismo de título que ha quedado!, y que ha surgido como fruto de mi experiencia en la orientación y en la ayuda de las personas en la búsqueda de su mejora laboral.
Es cierto que para conseguir trabajo depende de muchos aspectos y circunstancias profesionales, personales, conocimientos, experiencias, contactos, el mercado laboral, etc.  Pero cobra gran importancia el saber expresarse  para conseguir el objetivo deseado. Estamos hablando de COMUNICACIÓN PARA ENCONTRAR TRABAJO.

Apenas nos damos cuenta en el día a día que con nuestro lenguaje hacemos que pasen las cosas, y con él, hacemos posible que nuestro futuro sea de una forma determinada. Es el poder que tiene el lenguaje, que con su uso hacemos reales los resultados, establecemos relaciones e introducimos cambios en nuestra vida.
En la situación de búsqueda de trabajo tenemos una máxima necesidad, y es que me conozcan, así como que yo pueda conocer “al otro” o al entorno para poder actuar de manera efectiva. Pero no nos podemos quedar con esta inquietud,  sino que hay que darle forma hacia el exterior. Es en este momento cuando debemos aplicar las tácticas comunicativas.

Os presento tres ideas sobre comunicación y que son aplicables al entorno laboral:

Si quieres trabajo, habla de trabajo. Lo que sucede en un entorno laboral, depende de lo que hablen las personas que lo comparten. Por ejemplo: si hay alguien que le interesa el fútbol, y utiliza su poder de lenguaje, se hablará de fútbol. Si hay alguien que no le gusta algo en el trabajo, y utiliza su lenguaje, se hablará de ello.

Si quieres que te conozcan profesionalmente, tendrás que utilizar tu poder del lenguaje para hablar sobre ti, tus intenciones, tus experiencias, etc. No podemos suponer que “el otro” ya sabe o entiende nuestra situación. Propongo: Si quieres que la otra persona comprenda tu punto de vista, lo tendrás que expresar.

*El lenguaje es acción, y por tanto abre o cierra posibilidades: el lenguaje es generativo (Ontología del Lenguaje. Rafael Echevarría )

pixabay.com

Si quieres saber, experimenta y pide. Todo lo que sabemos hasta ahora es fruto de nuestro aprendizaje. El aprendizaje lo conseguimos recogiendo información que nuestro cerebro procesa para su uso. En las teorías actuales se habla de que nuestro cerebro es un “sistema de predicción”: se digiere la información para predecir el entorno. Cuando las predicciones no se cumplen, busca y añade información.

Cuando estamos buscando trabajo, nuestro cerebro necesita información para dar respuesta e ir adaptándose a las situaciones. Propongo dos formas de aprender:

  1. Vivir experiencias nuevas: relacionarse con nuevas personas, nuevos entornos y afrontar nuevas exigencias de la manera más acertada posible.
  2. Preguntar, pedir, indagar: no lo sabemos todo, tenemos cantidad de información y recursos a nuestro alrededor que los conseguiremos preguntando y pidiendo, eso sí, de manera clara y concisa.

*Nuestro cerebro está en construcción durante toda la vida, la rigidez psicológica es un freno para avanzar en la dirección deseada, además de ser una fuente de preocupaciones y ansiedad. Teoría de sistema de predicción del cerebro: Jeff Zacks. Cátedra de Psicología y Ciencias del Cerebro. Universidad Washington de San Luis (EE.UU.).

Si quieres impresionar, transmite. La forma de llegar al “otro” es a través de las acciones de nuestro cuerpo: palabras, gestos, miradas, posturas, etc. En todos los ámbitos de comunicación son de gran relevancia estos aspectos que dependen de nosotros, ya que podemos crear el contexto adecuado para que la otra persona se quede impresionada por mi presencia.

Si nos centramos en las palabras, tendremos ya mucho juego para captar la atención del interlocutor. Propongo: utiliza palabras que impacten en el otro, por ejemplo,  tengo gran experiencia, me encantaría hablar con él, sería toda una oportunidad para mi, es importante que lo tengas en cuenta, quiero pedirte una cosa, necesito que…, es estupendo, lo mejor de ello es…Nuestra misión es emocionar, ilusionar con nuestras palabras y mostrar confianza.
Además utiliza las palabras apropiadas para tu profesión, las palabras claves que el otro entiende o le van a llegar con facilidad.

*La programación neurolinguística trabaja con estos aspectos del lenguaje, que nos permite codificar y expresar simbólicamente nuestras experiencias.

Vivimos envueltos en un mundo de comunicación, es nuestra decisión si la queremos aprovechar de manera efectiva.

Aquí estoy hablando de este tema en el el programa Àgora de RadioAlcoy-Cadena Ser

 

¿Te resulta interesante? ¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *