Archivo de la categoría: Emprender

Curso/Taller para Hablar en público

Inaguramos  de manera formal la propuesta de actividades de Equipo Quiero, empezando por un curso sobre estrategias para hablar en público. Con mucha ilusión y como resultados de experiencias anteriores, presentamos esta propuesta combinada de habilidades de comunicación y gestión de la ansiedad escénica.

Tenemos más información (contenidos, realización y forma de inscripción) en la web de Equipo Quiero

ONDA CERO ALCOY – 14 DE SEPTIEMBRE DE 2016 – HABLA Y COMUNICA

Tendencias en el futuro que afectarán al trabajo (I)

Rastreando sobre estudios que se realizan desde diferentes ámbitos, encontramos nuevos estilos de vida, nuevas formas de consumo, cambios en la educación, la tecnología, la cultura…todo hace que nuestra forma de trabajar, nuestra preparación ante ello, las competencias que se requieren, la forma de acceder, etc. está cambiando.
Sólo voy a mostrar algunas pistas para que teniendo la información, cada persona pueda tomar su propias decisiones y actuar según sus objetivos.

LA CONVIVENCIA ENTRE GENERACIONES
Actualmente conviven 3 generaciones en el mercado de trabajo, cada uno con sus características personales y sus diferentes cualificaciones y competencias.

  • LOS BABY BOOMERS: nacidos entre 1950-1960. Son muy positivos, competitivos, aceptan las jerarquías, no valoran el balance con la vida personal
  • LA GENERACIÓN X: 1960-1980. Son escépticos, informales e individualistas, pasan más tiempo con sus familias, la autoridad proviene del estatus y mérito, se criaron en el marco de la tecnología de medios masivos y estandarización.
  • LA GENERACIÓN Y: 1980- 1994. (los que ahora tienen entre 21 y 35 años).la última en ingresar al mercado hasta ahora Millennials, han cambiado el modelo de organización: son expertos digitales, muy pragmáticos , buscan autonomía y un equilibrio personal y profesional. Valoran más que nada las habilidades y el conocimiento, de allí proviene el poder para esta generación.
  • LA GENERACIÓN Z: la próxima generación de trabajadores se acerca , integrada por los nacidos entre 1994 y 2010, los nativos digitales, que prefieren los empleos virtuales, tienen poca valorización de la especialización formal y de interacción en persona, conciben al trabajo como un medio para alcanzar otras cosas y buscan inmediatez. Son curiosos y muy ansiosos, y su poder proviene de la práctica y la colaboración.

Saber casar las diferencias de cada una es uno de los grandes desafíos. Con motivaciones y grados de compromiso muy diferentes será crucial saber combinar experiencia de unos e innovación en otros.

RENOVACIÓN GENERACIONAL. Los millenials se posicionan cada vez más en roles de liderazgo/gerentes: pragmáticos, innovadores, valoran conocimientos y habilidades, la honestidad es clave para ser líder promoviendo una perspectiva colectiva y no individual. Las mujeres cada vez tienen más puestos de poder, lo que llevará a una menor brecha entre géneros.

ALTO ÍNDICE DE ROTACIÓN-TEMPORALIDAD. Cada vez más los profesionales eligen trabajos independientes con el fin de obtener un mayor control sobre sus vidas, tener flexibilidad y ser sus propios jefes. Knowmad: neologismo que combina las palabras know (conocer) y nomad (nómada) y que tiene su razón de ser en la innovación y la flexibilidad. El trabajador del conocimiento es el trabajador del futuro.

file0002112424227EFECTO BOOMERANG. Las empresas se están volviendo cada vez más receptivas a la hora de contratar ex empleados que están más familiarizados con la cultura de la empresa, no requieren tanta capacitación y tienen una nueva perspectiva.

FLEXIBILIDAD. La flexibilidad laboral es un tema común. Con el auge del trabajo online, free-lances y las nuevas herramientas tecnológicas.

ESPACIOS Y TIEMPOS SE DILUYEN. Con el auge de las tecnologías de colaboración y la digitalización de todos los procesos, la flexibilidad en cuanto a horarios y lugares de trabajo se amplía. Prevalece la optimización de recursos.

AUTOMATIZACIÓN. Se prevé que las máquinas podrían ser capaces de hacer la mitad de nuestros puestos de trabajo dentro de las próximas dos décadas. Control, gestión, innovación.

ENTRA EN EL MERCADO LA GENERACIÓN Z. En comparación con la generación del milenio, son más emprendedores, leales, flexibles y realistas. A la hora de elegir empresa, prefieren optar por oportunidades de crecimiento y una vida laboral equilibrada frente al salario. Las grandes empresas quieren estos talentos. Carreras STEM (siglas en inglés de Science, Technology, Engineering and Mathematics).

FORMACIÓN CONTINUA. Aprendizaje desde diferentes ámbitos y formatos y no sólo el formal. Se producirá una actualización continua de conocimientos.

AUMENTO DE LOS TRABAJADORES EXTERNOS. Se avanza hacia una superexternalización de tareas, por lo que el reto será la gestión de equipos tanto en el núcleo como en la órbita de la empresa.

GESTIÓN EMOCIONAL O DE RECURSOS PERSONALES es imprescindible para tener esta autonomía y manejarse eficazmente de manera individual y en equipo.

TRANSPARENCIA. Una empresa abierta a su comunidad (empleados, clientes, proveedores, accionistas y sociedad), debe ser una empresa transparente donde la Responsabilidad Social Corporativa forme parte de la estrategia.

Se está produciendo un gran dinamismo, varios cambios a la vez en nuestra formas de hacer: tecnología y socialmente. El trabajador se ha empoderado y la relación entre ambas partes tiende a la horizontalidad. La fidelidad a una empresa está en función de que la relación sea satisfactoria para ambas partes. Por lo que las tendencias y formas de búsqueda de trabajo están inmersas en ese cambio.

Enlaces relacionados

http://noticias.universia.es/portada/noticia/2015/10/02/1131866/mercado-laboral-hoy-tendencias-futuro.html

http://forbes.es/actualizacion/160/ocho-tendencias-laborales-para-el-2016

http://blog.infoempleo.com/a/10-desafios-a-los-que-se-enfrentara-el-empleo-en-el-futuro/

 

Aquí me podéis escuchar hablando de este tema en el el programa Àgora de RadioAlcoy-Cadena Ser

 

QUÉ HACER CUANDO NO CONSIGUES EL TRABAJO

Cuando una persona hace un gran esfuerzo y pone toda sus ilusión en la búsqueda de trabajo y no llega a conseguirlo, sufre un gran malestar haciéndose difícil llevar esta situación. Las personas actuamos conforme a lo que pensamos y sentimos sobre nosotros mismos, sobre las relaciones con otras personas o con las circunstancias que nos rodean (sean aspectos sociales, familiares, económicos, normativos, etc.).  Nos encontramos muchas veces con la confusión, las dificultades, los bloqueos, el “estoy perdido/a”, “desorientado/a”, “el sé lo que tengo que hacer pero cuando llega el momento no me sale”, o “no sé cómo lo podría hacerlo mejor”. Estas situaciones las vivimos como no satisfactorias, y nos afectan emocionalmente.

Estos son algunos aspectos que pueden ayudar la persona a afrontar la frustración emocional que supone en muchas ocasiones la búsqueda de trabajo, y podríamos decir que muchos otros momentos en la vida.  Antes que nada es necesario advertir que estas intenciones están dirigidas a personas que tienen una “normalidad psicológica” , ya que si no fuera así (por ejemplo, síntomas de ansiedad o despresión), habría que ir a un especialista, recomendando acudir a un psicólogo sanitario, para que le ayude a llevar esta situación hacia la funcionalidad.

  • Asumir con flexibilidad las situaciones difíciles. Es habitual tener una sensación de angustia. de enfado o de rabia porque las cosas no están sucediendo como quisiéramos, no se cumplen nuestras expectativas. La adaptación a la variabilidad de lo que nos vamos encontrando, va a favorecer nuestro estado emocional y racional, y por lo tanto, nuestra capacidad de respuesta.
  • Analizar y poner en duda las expectativas sobre nuestro “ideal” ¿es posible lo que yo busco o lo que me gustaría conseguir? Recopilar información sobre uno mismo (autoconocimiento), y sobre las exigencias de mercado laboral, nos va ayudar en el ajuste de mi expectativa con la realidad.
  • ¿Es apropiado lo que estoy haciendo para llegar al resultado? ¿Lo que estoy haciendo me lleva a lo que yo quiero? Intentaremos buscar más formas de llegar a esa información, conocimientos, contactos, etc..hasta que nos aseguramos más de que  lo que estoy haciendo realmente me dará el resultado que yo espero.
  • Reconocer las acciones productivas del día y mis capacidades. Muchas veces dudamos de nuestra capacidad para poder hacer lo que hace falta para conseguir el trabajo, por ejemplo  expresarme mejor en una entrevista o saber dónde encontrar la información. Sin embargo tenemos capacidades suficientes para desempeñar una actividad y lo hemos demostrado en nuestros trabajaos anteriores. ¿Es que no puedes o es que no sabes? Si no sabes, puedes encontrar webs, cursos, etc. en los que puedes aprender  estrategias para buscar trabajo. Si no puedes, hay que cuestionarse qué es lo que te está dificultando y trabajar este aspecto personalmente para superarlo.
  • Amplía la finalidad de la actividad de búsqueda para encontar a la pretensión de aprender/explorar, no sólo pensar en los resultados sino el proceso: realiza cursos, curiosea en la red, contacta con personas diferentes a las habituales, hacer voluntariado, etc. no fijar el propósito en conseguir el trabajo sino en recoger información y contactos, de ahí aparecen las nuevas oportunidades.
  • Además acompáñate de otras personas. Comparte tu experiencia, tus intereses, tus sentimientos, tus experiencias, etc. Qué bonito resulta cuando se hacen talleres o cursos para desempleados en los que se comparte todos esto durante un tiempo de su vida. La socialización nos ayuda a “calmar” el malestar, y nos motiva a seguir adelante a pesar de las dificultades.

 

Abordar todos estos aspectos va a hacer que aprovechemos todos nuestros recursos profesionales o personales que ya tenemos, y que son la clave para afrontar la frustración y sentirse más motivados para la búsqueda de trabajo. La actitud principar es estar abierto a la incertidumbre y aprender de todo lo que nos va ocurriendo.

La fórmula del poeta griego Eurípides que data de hace 25 siglos está ahora más actual que nunca.

« Lo esperado no se cumple, y para lo inesperado un dios abre la puerta ».

 

Aquí me podéis escuchar hablando de este tema en el el programa Àgora de RadioAlcoy-Cadena Ser