Para qué

Seguramente habrás escuchado o tú mismo habrás dicho:

Estoy estresada, estoy agobiado, no tengo tiempo para nada.

No sé cómo decirles las cosas para que me hagan caso.

Me cuesta explicarme en una entrevista de trabajo o en una reunión.

No soporto a mi compañero.

El equipo no está implicado o motivado.

Tenemos un problema y no vemos la forma de solucionarlo.

No quiero que vean como un “jefe”.

Me cuesta defender mi postura ante mi superior.

No estoy bien en el trabajo.

Las personas, estamos generalmente bien preparadas para desarrollar nuestro trabajo. Hasta que en nuestra empresa surgen cambios, problemas, retos o nuevos proyectos y tenemos que adaptarnos a nuevas funciones, diferentes tareas o trabajar con otras personas de dirección o compañeros/as.

Y es en esos momentos en los que nos damos cuenta que nuestras estrategias, habilidades de comunicación o recursos emocionales no están siendo suficientes o efectivos para resolver estas situaciones como quisiéramos.

Estas circunstancias se dan tanto en profesionales, mandos intermedios como en gerencia. En los equipos de trabajo sucede algo similar, de manera que surgen problemas y conflictos cuando  su  funcionamiento  no  está  siendo  efectivo.

Con los servicios de psicología y coaching laboral, puedes aprender nuevas formas de actuar y hacer frente a estas situaciones con mayor efectividad.