Archivos de la categoría Sin categoría

9ª Edición talleres Ocupació Jove

El próximo día 13 de septiembre iniciamos de nuevo los talleres para ayudar a las personas en su búsqueda de trabajo. En esta ocasión está dirigido a profesionales entre 18 y 30 años que tengan interés en mejorar su habilidades o estrategias que le hagan conseguir trabajo, sea cual sea su situación actual: estudiantes, activos o desempleados.

Agradecemos la confianza que el Ayuntamiento de Alcoy ha tenido en Quiero, Orientación Profesional y ahora con Equipo Quiero, para la realización de estas actividades en todas estas ediciones.

En esta ocasión se presenta una propuesta de 4 talleres con diferente temática pero en los que permanece nuestro estilo práctico, de aplicación directa a la realidad laboral y  ameno, ya que pensamos que “lo profesional no está reñido con lo divertido”.

Estos son los talleres #OcupacioJove2017

GANA SEGURIDAD Y SUPERA TUS DIFICULTADES PARA ENCONTRAR TRABAJO

Esta actividad está dedicada a aplicar técnicas concretas para AFRONTAR LOS MOMENTOS DIFÍCILES EN LA BÚSQUEDA DE TRABAJO y que afectan a nuestra confianza personal. Estas técnicas están basadas en la gestión de las emociones, la práctica de mindfulness, el saber aprovechar las fortalezas/talentos personales y emplear estrategias de comunicación productiva que llevan a un concepto más positivo de sí mismo.
Duración: 5 horas

DESCUBRE Y COMUNICA TU MARCA PERSONAL

Actividad dirigida a descubrir nuestra marca personal/profesional y cómo transmitirla a través de la COMUNICACIÓN E IMAGEN PERSONAL, fomentando la confianza y credibilidad, nuestra diferenciación y especialización, nuestra autenticidad. Ser conscientes de la huella que dejamos en los demás, de cómo nos perciben.
Duración: 5 horas

BÚSQUEDA DE TRABAJO EN LAS REDES SOCIALES Y HERRAMIENTAS 2.0 PARA HACER EL CURRICULUM

Esta actividad consiste en conocer y MANEJAR LAS HERRAMIENTAS, APLICACIONES Y REDES SOCIALES 2.0 existentes para la búsqueda de empleo. Diseñar y gestionar su marca personal en las redes sociales. Cuidar adecuadamente su identidad digital. Planificar las estrategias necesarias en las diferentes redes sociales para tener éxito en ellas.
Duración: 5 horas

TU PLAN PARA CONSEGUIR TRABAJO

Esta actividad está dedicada a que cada participante pueda seguir un plan organizado para la búsqueda de trabajo que lo realizará él/ella mismo/a, teniendo en cuenta todas los aspectos a nivel profesional, personal, recursos, exigencias del mercado laboral y las acciones a poner en marcha para conseguirlo.
Duración: 5 horas

Muy agradecida de nuevo a @begojulia por la realización del cartel que, en cada edición, nos prepara para su difusión.

CARTEL.tenemos un plan

TRABAJO, ENVEJECIMIENTO Y GESTIÓN DE LA EDAD

En octubre de 2016 se celebró la semana Europea para la seguridad y salud en el trabajo, bajo el lema “Trabajos saludables para todas las edades”.

Según advierte la Agencia Europea para la Salud y Seguridad en el Trabajo (EUOSHA), se ha producido un envejecimiento de la población: cada vez son menos las personas jóvenes que se incorporan al mercado laboral, mientras que aumenta el porcentaje de trabajadores de edad avanzada (entre 55 a 64 años).
Estos cambios suponen una serie de retos clave para las organizaciones para afrontar:

• La captación de trabajadores jóvenes en un mercado laboral cada vez más limitado.
• Retener a trabajadores de edad avanzada con experiencia.
• Asegurar la productividad con la adaptación de los puestos.
• Mantener y actualizar la base general de conocimientos y habilidades.

Teniendo esto en cuenta, ¿qué aspectos del envejecimiento en la persona son los que nos más nos afectan laboralmente?

El envejecimiento es un proceso complejo y continuo que se inicia con el nacimiento y concluye con la muerte. Es un proceso multidimensional de cambios biológicos, psicológicos y sociales. A pesar de que la edad de una persona se define en años y meses, hay otras consideraciones a tener en cuenta, por ejemplo: Una persona con 57 años puede sentirse como alguien de 50 años (edad psicológica), estar en tan buena forma como alguien de 45 (edad funcional) o comportarse como alguien de 40 ( edad social).

Las personas cambiamos a medida que nos hacemos mayores, aunque la forma varía de unas personas a otras. En cuanto al ámbito laboral:

  • Muchos atributos, como la sabiduría, el pensamiento estratégico o la capacidad para deliberar, aumentan o incluso aparecen por primera vez al avanzar la edad.
  • La experiencia laboral y los conocimientos técnicos también se acumulan con la edad.
  • Sin embargo, algunas capacidades funcionales, sobre todo de carácter físico y sensorial, disminuyen como consecuencia del proceso natural de envejecimiento: cardiovascular, músculos y huesos, visión-oído, afecciones en la piel, cambios en la memoria y procesamiento de la información, cambios en patrones de sueño y capacidad de atención.
  • Además también cambian las exigencias en el trabajo, por ejemplo la introducción de la tecnología en los últimos años. Y que esto hace que la capacidad profesional de las personas para afrontar el trabajo también varía.
Creado por Katemangostar - Freepik.com
Katemangostar – Freepik.com

Para garantizar nuestra buena capacidad de trabajo a lo largo de la vida laboral deberemos  tomar medidas en lo relativo a todas las dimensiones del envejecimiento de nuestra capacidad laboral: salud, habilidades y competencias y motivación.

El mantenimiento y la promoción de la capacidad de trabajo exigen un adecuado liderazgo y cooperación entre empleadores, gestores, supervisores y trabajadores.

GESTIÓN DE LA EDAD
El concepto de la gestión de la edad se refiere a la gestión de recursos humanos con un enfoque explícito en las necesidades de una mano de obra en proceso de envejecimiento. Tiene una orientación integral, intergeneracional y en términos de trayectoria vital.

 ¿Qué hay que tener en cuenta para la gestión de la edad en las empresas?

   →Contratar a la persona por sus capacidades y la experiencia, y no tanto por la edad. Es una oportunidad que supone contratar a personas con talentos concretos, experiencia y perspectivas de distintos grupos de edad.
→Intercambio de conocimientos, formación y aprendizaje continuo. La transferencia de conocimientos entre generaciones y los métodos para conservar y gestionar los mismos son cada vez más importantes.
→Desarrollo de la capacidad profesional: Garantizar la equivalencia entre el puesto de trabajo y las capacidades y competencias del empleado. Apoyo a los trabajadores de más edad con hacer planes para asumir cambios profesionales.
→Condiciones de trabajo flexibles, por ejemplo, en horarios teniendo en cuenta las necesidades de distintos grupos de edad.
→Promoción de la seguridad y salud laboral, por ejemplo, valorar los riesgos teniendo en cuenta el estado funcional y la adaptación de los lugares de trabajo.
→Rotación laboral y redistribución de puestos de trabajo. Movilidad interna de personas en puestos de trabajo.
→Apoyar en la salida del mercado laboral y transición a la jubilación.

Todo este trabajo nos ayudará adaptarnos al factor de población que hemos comentado, pero también se dan grandes beneficios cuando trabajan juntas personas de diferentes generaciones, por ejemplo: la diversidad provoca el aumento de la creatividad y la innovación por el intercambio de conocimiento entre generaciones.

Para conseguir estos beneficios, se debe hacer una buena gestión para saber hacer estas adaptaciones y aprovechar el potencial de todas las personas. Para ello, primero habrá que asumir que esta situación poblacional de la edad está ahí, y que las empresas van a tener que hacer frente a estos nuevos retos, ya que, pueden estar comprometiendo su productividad y su competitividad futura.

Fuente, mucha más información, recursos, guías y enlaces en Guía multilingüe sobre la gestión de la seguridad y la salud laboral en una población activa cada vez más envejecida

 Aquí estoy hablando de este tema en el el programa Àgora de RadioAlcoy-Cadena Ser

 

Cómo afrontamos los cambios laborales

El cambio es algo natural en la vida, al igual que la resistencia que mostramos las personas a tener que cambiar, andamos buscando siempre volver al equilibrio. Cada vez estamos más acostumbrados a los cambios que se producen en el ámbito laboral, ya sea por que buscamos una mejora o porque nos “obligan a cambiar”: despidos, cambios de métodos de trabajo, actualización de herramientas, nuevos procedimientos o legislaciones, etc.

Como personas reaccionamos ante estas situaciones de maneras diferentes, aunque principalmente de estas dos formas:

  • Como un desafío. En esta caso valoramos la situación como superable si movilizamos las fuerzas necesarias. Es un reto y se activa el sistema de neurotransmisores de dopamina que resulta activador y motivador para la persona. Nos mueve a la acción buscando una superación, nos sentimos estimulados.
  • Como una amenaza. Valoramos la situación como provocadora de daños o pérdidas. Detectamos un peligro que nos activa el sistema de defensa ante el miedo, aumentando los niveles de cortisol. Actuamos buscando el control, la seguridad, la huida o el ataque, sentimos inseguridad, ansiedad, enfado, aislamiento o desbordamiento.

También puede darse las dos formas a la vez, por ejemplo, un ascenso de categoría laboral puede ser juzgado como productor de ganancias en conocimientos y destrezas, además de una mejora económica; pero, al tiempo, implica el temor de no ejecutar las funciones del nuevo puesto lo suficientemente bien.

Cuando juzgamos la situación como amenaza surgen inevitablemente la resistencia, y que se puede convertir en algo mayor si no sabemos canalizarla adecuadamente. Para ello, estaría bien entender qué tipos de resistencias tenemos o tienen los demás ante  un cambio, por ejemplo una propuesta de tu jefe, una petición de tu compañero, presentarte a una oferta de trabajo…. No es una característica de la persona, sino de cómo se maneja en esta situación.

Invito a que cada persona observe en la próxima ocasión, y que se identifique alguna de estas formas de resistencias a través de estos ejemplos:

  • Entiendo y sé lo que tengo que hacer para  actuar bien en una entrevista de trabajo, y estoy motivado, pero cuando estoy ahí, hay como un bloqueo que no me deja. 
  • Me quejo (o se quejan) cuando hay que aplicar una forma nueva de realizar una tarea, descalifico y doy escusas.
  • No me quejo, pero tampoco lo hago, es decir, simplemente sigo haciendo lo mismo.

 

Negocios de fotografía creado por Creativeart - Freepik.com
Negocios de fotografía creado por Creativeart – Freepik.com

 

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA SALVAR ESTAS RESISTENCIAS Y CONVERTIRLAS EN MOTIVADORAS?

Cada una de estas resistencias tendría unas tácticas más efectivas que otras para superarlas, y que se pueden trabajar en las sesiones de coaching, pero voy a exponer unas líneas generales que nos pueden servir para actuar sobre ellas o incluso prevenirlas:

  • TENER INFORMACIÓN. Me informo y pregunto sobre lo la nueva situación: qué habrá que hacer, cómo, qué alternativas hay, etc.
  • ENTENDER LA SITUACIÓN DESDE DIFERENTES PUNTOS DE VISTA. Por ejemplo, poniéndonos en el lugar de la otra persona, o conocer cómo ha actuado otras personas en una situación similar, o yo mismo en otras ocasiones.
  • Practicar la FLEXIBILIDAD y DEJARSE LLEVAR. Cuanto más queramos controlar, aumentará nuestra resistencia.
  • DARSE PERMISO PARA EQUIVOCARSE. Ante un cambio vamos tener un tiempo de adaptación  y de experimentación en el que la equivocación seguro estará presente. Nos tranquilizará darle normalidad a esta circunstancia. (Llevar “la L” )
  • DAR PEQUEÑOS PASOS. Empezar por algo que sepa hacer y lo vea posible para mi y poco a poco probar otras formas.
  • PEDIR AYUDA. Siempre necesitamos de los demás para conseguir las cosas, así que pidamos o expresemos lo que necesitemos.
  • ENTRENAMIENTO, PRÁCTICA. Conforme vamos haciendo vamos aumentando nuestra sensación de capacidad (Hasta que nos podamos quitar  “la L”).
  • ACEPTACIÓN. Hay situaciones que son de Si o Si, y al final no nos queda otra que asimilar la variabilidad de la vida, de esta forma aumentaremos la probabilidad de encontrar lo bueno este cambio, las ventajas o el aprendizaje que voy a sacar de todo ello.

Cuando no somos capaces ya de cambiar una situación, nos enfrentamos al reto de cambiar nosotros mismos. Viktor Frankl (1905-1997) Psiquiatra y psicoterapeuta austriaco.

Aquí estoy hablando de este tema en el el programa Àgora de RadioAlcoy-Cadena Ser