¿TRABAJAMOS PARA RECIBIR UN SUELDO?

Las empresas quieren que su personal esté motivado, pero a las personas también nos gusta sentirnos motivadas. Al sentirnos con ganas de trabajar, de conseguir resultados, de alcanzar retos, nos sentimos útiles y esta es la mayor satisfacción del ser humano: sentir que lo que haces vale la pena, que tiene un sentido y utilidad.

Esta motivación para trabajar o hacerlo con un nivel óptimo de calidad, no viene sola, de manera natural, sino que nuestras expectativas y características del entorno nos influyen para tener una mayor o menor motivación. El sueldo que cobramos por el trabajo que desempeñamos, es uno de los factores de gran importancia que se considera para sentir motivación. Además de una recompensa por el trabajo realizado, la cuestión económica es un elemento motivador para acceder al trabajo y también mantenerse en él.

Además se trata de un tipo de información importante para «posicionarse profesionalmente» y nos ayude por ejemplo para elegir una ocupación, para elegir formarme en ella, para afrontar una proceso de selección o para tomar una decisión de cambio laboral; es una información sobre cómo está el mercado laboral en relación a mi actividad profesional. Para ello podemos recabar información de nuestro entorno profesional sobre el sueldo neto que se cobra, y otros complementos variables de remuneración como puedan ser: Seguro médico privado, Dietas y desplazamientos, Formación externa, Ticket restaurante / Comedor de empresa, plan de pensiones o coche de empresa.

Diferentes organismos públicos realizan estudios sobre los sueldos, intentando reunir la información y analizar los resultados. Por ejemplo el Instituto Nacional de Estadística nos proporciona estos datos, aunque a veces van más despacio de lo que quisiéramos, es un punto de referencia.

Por otro lado, hay empresas/consultoras de recursos humanos y selección que realizan sus propios estudios, y que nos reflejan la información más actualizada.Por ejemplo, cada año se realiza el Informe Adecco-Infoempleo sobre la demanda de empleo y obtiene la información sobre las ofertas de trabajo que las empresas les hacen llegar a su portal de empleo, y encuestas a empresas y profesionales que realizan directamente. En mayo de 2019 se presentó el informe resultante del año 2018. Podemos comentar algunas de los datos aportados:

  • En la oferta de empleo publicada en 2018, la retribución directa media ofrecida a las nuevas contrataciones ha sido de 23.812 euros brutos anuales, un 5% menos que en el informe del año anterior (25.053,34 € en 2017). (solo las retribuciones fijas brutas, percibidas de forma directa por los profesionales)
  • Una cosa es el salario medio, y otra cosa es el salario más frecuente, ya que éste es menor: figuran muchos más trabajadores/as en los valores bajos que en los sueldos más elevados.
  • Según la categoría laboral, sueldo bruto/anual medio: Dirección, 43.270 euros; mandos intermedios, 30.965; personal técnico, 24.570; empleados 19.650 euros.
  • No es posible hablar de áreas funcionales mejor o peor pagadas de forma absoluta, ya que para ello se debería contemplar el componente variable de la remuneración.
  • La variable de sexo muestra diferencias cobrando un sueldo más bajo la mujer que el hombre para una misma categoría.
  • Según el nivel de formación y según la comunidad autónoma de España. también hay unas diferencias.

Otra fuente de información la encontramos en los calculadores y comparadores de salarios, por ejemplo:

Calculador de sueldo neto del diario «Cinco días»

Comparador salarial

Estudios sobre tendencias y salarios de la consultora Michael Page

Sabemos que el sueldo es importante y motivador, y según la teoría de motivación de Herzberg, el sueldo es un factor de “higiene”, es decir, que si lo tenemos de manera adecuada, no es en si mismo tan motivador para implicarte en el desempeño, pero, si no lo percibes de manera adecuado a tu trabajo o con regularidad, es un factor que si desmotiva. Así que, en las empresas, no se puede pedir que haya implicación o motivación del personal, si el tema del sueldo no cumple con unos mínimos, es una «cuestión de higiene o cuidado mínimo personal».

Aquí estoy hablando de este tema en el el programa Àgora de RadioAlcoy-Cadena Ser

http://www.radioalcoy.com/Home/Player/39990

 

¿Te resulta interesante? ¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *