Categorías
Búsqueda de empleo Coaching Emprender En los medios Orientación Profesional

Pon en marcha tu proyecto profesional

Ahora que ya hemos empezado el año, es momento de pensar en nuestros propósitos profesionales: Se trata de aquello que queremos conseguir y que mejore nuestra situación profesional para el futuro, tanto si estamos en búsqueda de un trabajo, como si queremos mantenernos, conseguir un trabajo mejor o diferente.


Para que estos propósitos no se queden en intenciones y que al final de año podamos decir que lo hemos conseguido, desde la orientación se propone definir y actuar conforme a un PROYECTO PROFESIONAL como “planificación estratégica para la consecución de sus objetivos profesionales”. Y consiste en tener en cuenta toda la información y las acciones que nos llevarán a hacer realidad nuestros propósitos y que deberá estar reflejado por escrito en un documento en el que “yo declaro mis intenciones” y por tanto nos comprometemos con nosotros mismos para la cumplirlas.



Ventajas de tener un proyecto profesional

Con un plan tendremos más claro qué quiero, qué tengo, qué me hace falta, qué hacer y cómo hacerlo. Cuando las cosas se van planificando tenemos mayor sensación de control de lo que hemos conseguido y lo que nos falta por conseguir; nos estimula a seguir adelante, nos motiva a la acción; nos sirve para centrarnos cuando nos desviamos.

¿Cómo realizo mi proyecto profesional?


Ejemplo de guión a seguir:



Tener un proyecto profesional es un trabajo de reflexión, planificación y acción. Todo va quedando reflejado en un tipo de documento que a la vez es una agenda donde podamos anotar lo que vamos consiguiendo (resultados) y también información sobre cómo se está cumpliendo la planificación (proceso).


Orientaciones para llevarlo a cabo

  • Para llevar a cabo el proyecto vamos a necesitar voluntad y disciplina: la voluntad de actuar de forma independiente, conforme me parece a cada uno nos parece que va a ser lo más adecuado; y tomar decisiones haciéndose cargo de las consecuencias. Disciplina para mantenerse en acciones que no nos resultan del todo agradables. A la vez hay que combinar con una flexibilidad emocional para modificar lo que no esté resultando.

  • Hay que administrarse el tiempo lo mejor posible:manteniendo un equilibrio entre hacer cosas que nos dan un resultado inmediato, como es inscribirme en una web de empleo, y hacer cosas que me van a dar resultado más a largo plazo como puede ser contactar con profesionales del sector, hacer lecturas o formación de actualización profesional. También diferenciando lo urgente y lo importante: lo urgente a veces son tareas que nos quitan tiempo para lo que verdaderamente importa; hay que saber decir que no o delegar en otros.

  • Como siempre digo, todos los días puedes hacer algo que te encamine hacia tu objetivo, son Pequeñas acciones son las que van a ir dirigiendo tu trayectoria hacia donde tú quieres; la pregunta podría ser ¿qué puedes hacer en tu vida profesional que de hacerlo regularmente, representaría una diferencia en tu vida positiva?
  • No consideraremos el objetivo profesional como un destino final, sino como una etapa más en nuestra trayectoria laboral; cuando se consiguen unos objetivos se abren las posibilidades para seguir en el acometimiento de nuevos retos. Tal y como dijo Nelson Mandela “después de escalar una gran colina, uno se encuentra sólo con que hay muchas colinas por escalar” para esto, tenemos que ponernos a ello. Y para hacerlo de manera efectiva, qué mejor que tener tu proyecto profesional.

Si quieres asesoramiento para realizar TU PROYECTO PROFESIONAL puedes contactar con Quiero y pedir cita para una atención personalizada.

Escucha el programa de Radio Alcoy – Cadena Ser

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *