5 claves del talento para la búsqueda de trabajo

¿A qué nos referimos cuando hablamos de talento en la persona? ¿Cómo ser conscientes y aprovecharlo cuando buscamos trabajo?

El concepto de talento puede haber estado ligado a las características de personas superdotadas en épocas anteriores (por ejemplo, estudios de Coeficiente de Inteligencia, principios siglo XX). Es a partir de finales del siglo XX, y primeros años del siglo XXI, momento en el que este término “talento” cobra fuerza en el ámbito de las escuelas y las empresas, como una forma de valorar el “factor humano” como el recurso que hace posible la innovación, la adaptabilidad y la actitud necesaria para hacer frente a la crisis del sistema que se vive en ese momento.

Como ejemplo de ello, en el Foro Económico Mundial de Davos en 2011, se decía que estábamos entrando en una “nueva era” en la que la persona tiene un papel diferente en el trabajo como consecuencia de estas nuevas formas de hacer.

Otro ejemplo de la creciente importancia del concepto del talento, es una propuesta que hace Ignacio Bernabé en la que dice que hemos pasado del capitalismo al capital-humanismo. Se trata de un paradigma empírico-filosófico que propone: “poner al ser humano en el centro y a generar un pensamiento colectivo que genere comportamientos racionales y sostenibles desarrollando una visión global, inteligente y responsable a largo plazo

Ambos ejemplos, se tratan de propuestas que dan importancia al valor que aportan las personas en las empresas haciendo posible su diferenciación y su crecimiento. De esta forma se han generado diferentes estudios e investigaciones que analizan y cuestionan qué es el talento, cómo medirlo, cómo gestionarlo y otras formas de manejarse con este término, en el que estamos ya inmersos.

library-1666702_1280

Como una manera de sintetizar esta información y que sea útil para la persona que busca trabajo, voy a resumir 5 aspectos claves relacionados con el TALENTO, y que le va a servir de auto-diagnóstico:

  1. Las personas tenemos una predisposición a destacar en determinadas actividades, como una forma natural de pensar, sentir y hacer, derivado de un patrón de inteligencia.
    • Toma consciencia de cual es tu predisposición natural: ¿Qué es lo que me sale de manera natural, me resulta fácil, siempre lo he hecho y los demás me lo han reconocido? ¿En qué actividad tengo sensación de fluidez y de que el tiempo pasa rápido.
  2. Se trata de un potencial, y generará resultados si se pone en valor. Por lo que esa predisposición se tiene que traducir en algo útil.
    • Concreta el valor/utilidad o la utilidad de tu potencial: ¿Para qué me sirve tener esta capacidad? ¿Qué beneficio tiene para mi, para los demás, para mi trabajo, para la sociedad, etc. esta capacidad natural
  3. Estas capacidades “naturales” son puestas en acción a través de destrezas aplicadas a una ocupación concreta, por lo que puede hacer posible su mejora o potenciarse a través de nuevos aprendizajes.
    • Analiza cuándo y cómo aplicas estas capacidades en tu ocupación principal: ¿En qué aspectos de mi ocupación he aplicado esta capacidad con buenos resultados en mi trayectoria laboral?.
  4. Para que el talento se aplique es necesaria una actitud favorecedora para ello, que lo impulse, lo dirija y mantenga aumentando el compromiso.
    • Sé consciente de qué es lo que te motiva a aplicar este talento en tu ocupación principal: ¿ Qué es lo que más me gusta o en qué disfruto al aplicar esta capacidad?
  5. Para que se pase de un talento potencial a un talento en acción, debe encontrarse en un entorno que lo haga posible y darse unas condiciones propicias.
    • Reconoce tu entorno favorable: ¿En qué medida mi ocupación hace posible que ponga en acción mi talento? ¿Qué estilo de empresa va a favorecer  la puesta en marcha y desarrollo de mi talento?

Analizada toda esta información personal y profesional, estamos más preparados para tomar diferentes decisiones relacionadas con:

• Qué estudios y ocupaciones me interesan más: cuestión vocacional
• En qué empresas me interesa trabajar: entorno laboral
• Cómo orientar mi mejora profesional: desarrollo profesional
• Cómo hacer visible mi valor como profesional: marketing personal

Nuestros talentos, fortalezas o altas capacidades son las que van a marcar la diferencia en cuando al resto de profesionales, haciendo posibles una ventaja competitiva dentro de la empresa en la sociedad del conocimiento.

Fuentes y más información:

Aquí estoy hablando de este tema en el el programa Àgora de RadioAlcoy-Cadena Ser

 

¿Te resulta interesante? ¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *