Categorías
Búsqueda de empleo Coaching Marca personal Orientación Profesional

¿Cómo vas a presentarte profesionalmente si no te lo crees?


    En las últimas charlas realizadas hablábamos de que la persona que está activa en el mundo laboral (desde los 16 años), tiene algo que ofrecer al mercado. Decíamos que todos somos profesionales en algo, pero ¿esto qué quiere decir? Entiendo el ser profesional el que tienes algo que dar, que beneficia a otros y que por ello recibes una recompensa. 

Andrés Ortega habla de ello de manera que, si pensamos personalmente, también todos lo hacemos: ofrecemos el cuidado de los hijos, es válido para ellos y la sociedad y te recompensa el verlos crecer, estar bien. De la misma forma, todos podemos realizar una actividad en el ámbito laboral que beneficia a otros, que se valore y que, por ello, nos recompensan con un pago económico. Ofrecemos experiencias, capacidades, conocimientos, habilidades, cualidades personales, información, contactos…que el mercado laboral reconoce su valor y por ello nos recompensan, sea por un trabajo por cuenta propia o ajena.

   Nos cuesta considerarnos como profesionales a no ser que tengamos un nivel de cualificación, estudios u oficio concreto. También cuando hemos finalizado una relación laboral en la que he durante muchos años he desarrollado un trabajo y se nos hace más difícil volvernos a situar en el mercado actual. En esta situación las preguntas suelen ser ¿Qué ofrezco yo como profesional si sólo he trabajado en una empresa? o ¿si sólo he trabajado haciendo una misma cosa? o ¿si seré capaz de iniciar un nuevo trabajo? Este es el momento en que aparecen los miedos, las dudas, la incertidumbre, la pérdida de confianza personal. La consecuencia de ello es que no somos capaces de reconocernos como profesionales y menos aún, poderlo mostrar al mundo laboral.

   Para salir de este malestar personal y encaminar el futuro laboral con nuevas energías y saber presentarse como profesionales, os propongo seguir en este recorrido de cuestiones:

¿Mis competencias profesionales actuales (conocimientos, habilidades y actitudes) encajan con lo que se requiere, se exige, se demanda actualmente?
Respuesta: No. La pregunta siguiente es ¿Qué hago entonces al respecto?
Respuesta: Si. Pasamos a la siguiente pregunta.

¿Hay algo en mi exposición o estrategia de presentación en la que pueda estar fallando?
Respuesta: Si, ¿qué hago entonces al respecto?
Respuesta: No. Pasamos a la siguiente pregunta.

¿Qué otras opciones podría tener en cuenta y que hasta ahora no he llevado a la práctica?
Sobre otras competencias que tengo o que podría aprender.
Sobre otras acciones para darme a conocer de forma más efectiva.

SIEMPRE HAY ALGO QUE PODEMOS HACER. Lo que más nos cuesta es romper la barrera que suponen nuestros miedos, incertidumbres y dudas. Y aquí ya hablamos de una cuestión personal, de actitudes personales que influyen en nuestra creencia  de que verdaderamente soy un profesional.

Y tú, ¿te crees un profesional?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *