Categorías
Sin categoría

Cómo afecta la manera de pensar cuando estamos buscando trabajo

Nuestra forma de pensar sobre las cosas que suceden, sobre nosotros mismos y sobre los demás condicionan nuestro comportamiento en la búsqueda de trabajo. Algunos de estos pensamientos nos llevan a ser efectivos y obtener los resultados que queremos; sin  embargo otros nos pueden estar limitando nuestras posibilidades.
 
Mi propuesta de hoy va encaminada a hacerse un  primer cuestionamiento sobre este asunto y valorar si puede estar afectando a que no esté obteniendo mejores resultados en mi búsqueda de trabajo.
 
Lo que pensamos está basado en unas creencias que se van conformando desde la infancia y se refieren a unas normas con las que vamos funcionando por la vida y sobre las que pensamos y actuamos de una manera determinada (tengo que hacer siempre bien mi trabajo, hay que dar siempre lo mejor de uno mismo, hay que mantener contentos a todos los que tengo a mi alrededor, etc.) dando la sensación de que si no cumples con estas creencias no estás haciéndolo bien. Cada uno tenemos unas creencias diferentes, por lo que nos da a entender que las construimos nosotros mismos y las tomamos como únicas y verdaderas.
 
Como ya he comentado, algunas de estas creencias o formas de pensar nos ayudan y otras nos limitan porque hacen que no veamos posible lo que queremos, o veamos que nos somos capaces o que no nos lo merecemos. Y también ya sabemos que las construimos nosotros mismos, así que de la misma forma, las podemos cambiar haciendo que nos sean más favorables. ¿Cómo podemos hacerlo?
Una de las formas de disipar la influencia negativa de las creencias es darnos cuenta de que están ahí afectándonos (porque normalmente no somos conscientes) y después ponerla a prueba. Este acto ya hace posible que poco a poco nuestras conductas vayan siendo diferentes.
 
Para descubrir nuestras creencias limitantes que están afectando a un comportamiento en la búsqueda de trabajo debemos pensar en algo que me gustaría conseguir y no puedo o no me veo capaz. Vamos a utilizar un ejemplo: quiero expresar mejor mis capacidades en la entrevista de trabajo
A continuación responder a esta pregunta ¿qué te impide alcanzar ese objetivo?Hay que dar todas las respuestas que se nos ocurran, entre ellas podría estar:
no estoy seguro si el entrevistador quiere que le cuente esto u otra cosa
en situaciones importantes no me salen las palabras como me gustaría
me impone la persona que me está evaluando
me cuesta hablar de mi mismo
Estas respuestas son obstáculos que se refieren muchas veces a una cuestión de la forma de pensar que de la realidad.
Habrá que elegir el obstáculo que nos parece de todas el más importante, podría ser: me impone la persona que me está evaluando
 
La siguiente pregunta será: ¿Qué significa esto para ti?
En la respuesta ya podemos encontrar alguna creencia: que el entrevistador tiene el poder de decisión y tengo que contestar siempre de manera que le guste.
Ahora que parece que hemos encontrado la creencia de que “hay que contestar siempre de manera acertada”, vamos a hacer un cuestionamiento sobre ella para ver su afectación a la situación.
 
¿Cómo afecta esta explicación a tu comportamiento en la situación de la entrevista? (consecuencias actuales)
Que estoy muy pendiente de lo que digo, de si hablo de más o de menos, si será eso lo que quiere oír, si le estaré gustando…
 
¿Cómo te comportarías si pensaras que esa persona no es tan poderosa y que puedes contestar lo que quieras? (consecuencias con una nueva forma de creencia)
Estaría más tranquilo y le contaría aquellas cosas que para mí son importantes de mi experiencia anterior.
Con esta perspectiva diferente, se pondrían en marcha estrategias personales que le harían comportarse de una manera diferente.
 
Si ponemos en duda nuestra forma de pensar podemos descubrir en muchas ocasiones que somos nosotros mismos los que estamos poniendo los límites a nuestras capacidades. Si vamos introduciendo cambios en nuestras creencias y haciendo que sean más efectivas, iremos consiguiendo resultados diferentes de los que hemos conseguido hasta ahora.
 
Esto es una pequeña muestra de cómo nos afectan los pensamientos a nuestros resultados y sobre cómo tenemos el poder para ir ampliando nuestras capacidades. Además es una pequeña muestra del trabajo que realizo en las sesiones de coaching para el empleo.

 

Puedes escucharme en el podcast en el programa Ágora de Radio Alcoy (Cadena Ser)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *