Categorías
Búsqueda de empleo En los medios Mercado Laboral Orientación Profesional Radio

Cómo afrontar las pruebas de selección de personal

Tras haber recibido la respuesta telefónica o por mail de que hemos pasado a la siguiente fase de evaluación personal, algunas personas nos encontramos con la incertidumbre de qué tipo de evaluación me van a hacer, qué pruebas, qué quieren saber de mí…esta incertidumbre nos confunde y empezamos a generar la sensación de inseguridad sobre nuestra capacidad de poderlo realizar con buenos resultados.
La forma de disipar  la incertidumbre es sabiendo más, teniendo más información. Por eso hoy vamos a tratar el tema de las pruebas que nos pueden hacer en la selección de personal de manera que repasaremos de forma general  para qué se hacen, los tipos y algunos consejos para su realización.

Para qué se hacen.Las pruebas de selección se realizan para predecir la conducta futura del candidato, o sea que los resultados  que se obtienen se interpretan y se extrapolan de acuerdo con unos criterios establecidos en base a unas conductas esperadas. Las empresas quieren saber de manera objetiva (con medidas), si estás preparado para desempeñar el trabajo que ellos han marcado mediante un perfil ideal. Es una evaluación de capacidades y de cuestiones personales relacionadas con las funciones y responsabilidades que supone la realización del trabajo.

Estas formas de evaluar se han ido adaptando dependiendo de las corrientes de estrategias de RRHH y de las características de los profesionales en el mercado: antes te seleccionaban por si tenías muchos cursos o conocimientos, después pasó a valorar competencias o sea, habilidades prácticas de tipo técnico o personal, y ahora las tendencia es evaluar no sólo por lo que sabes o por lo que sabes hacer porque lo has hecho en el pasado, sino qué potencial tiene esta persona en el futuro, cómo te evolucionarás en el futuro. Donde juegan gran importancia las pruebas de tipo psicológico o psicotécnica.
Los tipos de pruebasque nos pueden realizar dependerán del trabajo a desempeñar, pero podríamos englobarlas en tres grupos: pruebas profesionales, pruebas psicotécnicas y dinámicas de grupos.

 

  • Pruebas Profesionales

Lo que pretenden es averiguar hasta qué punto sabes hacer tareas que tendrás que realizar en el puesto al que aspiras. Ej. a un carnicero/a se le puede pedir que realice un despiece de un animal.

Consejos: prepara, practica, intenta estar actualizado y en el momento, actúa mostrando seguridad.

  • Pruebas Psicotécnicas

Son pruebas que sirven para evaluar el potencial del candidato/a. Están diseñadas y estadísticamente validadas para apreciar aptitudes o capacidades, como son:
La inteligencia. Se mide la capacidad general para resolver problemas de tipo abstracto.
Las aptitudes específicas. Se mide la capacidad en áreas diferentes: comprensión y fluidez verbal, razonamiento abstracto, cálculo, razonamiento numérico, razonamiento espacial, razonamiento mecánico, etc.
Test de personalidad. Cuestionarios donde se exploran variables como autocontrol, capacidad de mando, introversión, extroversión, tolerancia a frustración, ansiedad, etc.

Consejos: saber de antemano que las van a hacer, practicar aptitudes y en el momento, responder con sinceridad y de manera ágil (si no la sé, paso a la siguiente).

  • Dinámicas de grupo

Mediante estas pruebas se evalúa el comportamiento de un/a candidato/a dentro de un grupo ante determinadas circunstancias concretas. Hay unos supervisores que registran lo que va ocurriendo mientras los candidatos resuelven una situación, discuten sobre un tema planteado o se simula situaciones del trabajo conflictivas que tienen que resolver. Se evalúa conforme unos criterios anteriormente establecidos y se puede evaluar la capacidad de liderazgo, defensa de sus ideas, capacidad de diálogo, etc.

Consejos: Preparar los criterios que vas a mantener durante la prueba grupal. Mantén tus criterios pero aplica flexibilidad ante la situación. Imagina la situación y visualiza cómo quieres que suceda. Actúa con naturalidad. Los demás no son enemigos, el objetivo es resolver la situación no hacer quedar mal a los otros.

Para terminar decir que si seguimos un buen plan de búsqueda de trabajo, con unas estrategias de recogida y entrega de información eficiente, estas circunstancias no nos vendrán de nuevo, nos podremos preparar para afrontar las pruebas de manera efectiva.
Por otro lado, y  como siempre digo, hay que considerar como «un buen resultado» el que la persona esté satisfecha con la realización de la prueba, porque el que nos seleccionen o no depende en ocasiones de otras circunstancias que pueden no estar a nuestro alcance.

Puedes escucharme en el podcast en el programa Ágora de Radio Alcoy (Cadena Ser)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *