Entrena tu comunicación no verbal para encontrar trabajo

He hablado en otras ocasiones sobre la importancia que tiene todo lo que transmitimos personalmente cuando buscamos trabajo: cómo nos expresamos, cómo gesticulamos, cómo nos movemos, la postura que adoptamos, etc. se trata de información que llega a los demás sobre nosotros por la forma en que nos comportamos, no tanto por lo que hacemos. Estoy hablando de la comunicación no verbal.

workplace-1245776_1280Hay muchas investigaciones o profesionales que hablan sobre ello. Tenemos un ejemplo de un profesional muy mediático como es Jose Luis Martín Ovejero, y que nos ayuda a entender que, cuando estamos delante de otra persona, está recibiendo de nosotros  mucho más  de lo que simple vista parece ver. En la búsqueda de trabajo o en cualquier situación profesional, nos exponemos personalmente ante los demás y hay que hacerse cargo de esta comunicación no verbal intentando que vaya a nuestro favor, o por lo menos que no vaya en contra.

Podemos hablar sobre cómo influye la posición de las piernas, de los brazos, del movimiento de nuestras manos, de nuestros movimientos en el espacio o de la gestualidad en la cara que es la zona del cuerpo que transmite mayor cantidad de información sobre nosotros mismo (la cara es el espejo del alma). En
esta ocasión prefiero añadir algo más y es que, podemos entrenarnos en ello y sentirnos más hábiles para encontrar trabajo.  Cualquier aprendizaje empieza cuando nos hacernos conscientes de cómo es nuestra conducta actual y cómo es la que queremos conseguir. Seguidamente se introducen unos cambios que, repetidos en el tiempo, se consolidan hasta llegar a formar parte de nuestro repertorio personal. En el caso de la habilidad no verbal, haremos lo mismo, aunque ¿para qué nos sirve ser hábil en la comunicación no verbal en la búsqueda de trabajo? Yo encuentro tres utilidades:

  1. MOSTRAR UNA BUENA ACTITUD. Con la comunicación no verbal podremos enfatizar aquello que nos apasiona, que nos interesa, que estamos predispuestos, etc.
  2. MOSTRAR SEGURIDAD para que nos crean y confíen en nosotros como profesionales.
  3. FACILITAR AL OTRO EL RECUERDO sobre nosotros y sobre la información que estoy transmitiendo sobre mis capacidades, habilidades, etc.

 

De esta forma conseguimos im
pactar en la persona que nos escucha, haciendo posible que seamos seleccionados en una entrevista o que recibamos una propuesta de trabajo tras un evento de networking.

Algunas conductas sobre comunicación no verbal que podríamos introducir en nuestro repertorio, pueden ser:

• VARIACIÓN DEL TONO DE LA VOZ, DANDO ÉNFASIS EN LAS PALABRAS CLAVES, por ejemplo, una persona que ha trabajado como monitora infantil: Aprendí mucho en mi anterior trabajo donde lo más importante era la atención a los padres, ya que entiendo sus dudas en cuanto al cuidado de sus hijos. Para ello, tienes que haber pensado antes, cuáles son esas expresiones claves de tu curriculum.

• CONDICIONES FÍSICO/SONORAS para que se nos escuche y entienda: VOCALIZACIÓN, VELOCIDAD ADECUADA Y VOLUMEN ADAPTADO.

• SIMPLICIDAD EN NUESTRA ARGUMENTACIÓN. Menos es más. No dar excusas o justificaciones, ya que estamos,  añadiendo “ruido” a la comunicación.

• Utilización de EXPRESIONES QUE CONTENGAN ESTE ENTUSIASMO, ÉNFASIS O INTERÉS. Un ejemplo: He terminado un curso de “Creación de Webs” muy interesante, me ha encantado, ha sido una suerte contar con un profesor muy bueno, que me ha ayudado mucho para mejorar….

• Utilización de EXPRESIONES QUE MUESTREN MI SEGURIDAD: tengo gran experiencia en abrir mercado en Sudamérica, estoy segura que lo podré hacer. 

• UTILIZACIÓN DEL SILENCIO para pausas: facilita la escucha y el entendimiento del otro.

•SITUAR NUESTRO CUERPO DIRIGIDO HACIA LA PERSONA con la que estamos hablando.

•ALZAR LA POSTURA DEL CUERPO: Mantener la espalda erguida, hombros relajados, pies y piernas fijas, aunque los brazos con ligero movimiento que acompasa lo que estamos diciendo. Un truco es levantar el mentón, y hacemos que automáticamente el cuerpo se enderece.

• GESTO RELAJADO EN LA CARA, más concretamente en la mirada, el entrecejo y la boca.

•CUIDADO DE LA IMAGEN CORPORAL. Imagen cuidada y coherente con nuestra profesionalidad y nuestra forma de ser.

• Y SONREIR como una forma de mostrar un buen ánimo para afrontar lo que nos pongan por delante, además de provocar el mismo efecto en el otro, haciendo que nos recuerde mucho mejor.

En definitiva se trataría de tener en cuenta que:
→ Nuestra comunicación, no sólo de información, sino que entusiasme.
→ Nuestra comunicación sea la herramienta para transmitir profesionalidad
→Nuestra comunicación sirva para que quede nuestro recuerdo en el otro.

Aquí me podéis escuchar hablando de este tema en el el programa Àgora de RadioAlcoy-Cadena Ser

 

¿Te resulta interesante? ¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *