Categorías
Búsqueda de empleo Emprender Orientación Profesional

ACCIÓN, ACCIÓN, ACCIÓN

    En la charla de Tus propósitosprofesionales para 2013, hablamos de la iniciativa como una actitud que nos favorece para ponemos en marcha cuando queremos conseguir nuestros objetivos profesionales. Hoy quería seguir hablando sobre este tema.
   La iniciativa se refiere a movernos para conseguir las cosas que deseamos. Cuando estamos buscando trabajo siempre tenemos que estar en acción. Leer artículos de interés, conversar con las personas del entorno, asistir a cualquier actividad, interesarse por la profesión a la que me dirijo, contactar con personas que hace tiempo que no ves, etc. cualquier actividad que nos proporcione las oportunidades para llegar a conseguir el trabajo, la información o el contacto adecuado. 
   Los motivos por los que no lo hacemos vienen de dentro de nosotros mismos, somos los únicos responsables. Puede ser la pereza, la desesperanza, puede ser que consideremos que no seremos capaces, que pensemos que no va a servir para nada, puede ser por miedo a la incertidumbre o a lo desconocido… son momentos en los que hay que actuar y dejar de pensar. ¿Son argumentos objetivos o son excusas? 
   

   Las personas que superan estas limitaciones aprenden, se superan y van consiguiendo logros. La mejor forma de hacer las cosas, es haciéndolas. Siempre vamos a sacar un beneficio de la acción que pongamos en marcha, por ejemplo, me inscribo en un curso, voy a un acto social, una presentación de ideas en el Ágora,  hablo con una determinada persona que me puede dar información interesante, hago una propuesta en la asociación de vecinos de mi barrio…Actualmente tenemos muchos ejemplos de iniciativas populares que están dando una respuesta que no se habrían conseguido si no fuera por alguna persona que cree en ello y se ha puesto en marcha. 

Los beneficios que nos aporta esta activación  para conseguir mis objetivos profesionales pueden ser:


– Aprendizaje seguro, ya que obtenga más o menos resultados, siempre aprendemos.

– Más acción. La acción, lleva a la acción. Si hablo con alguna persona sobre mis    capacidades, me puede dar una información útil para mi búsqueda de empleo y que me sirve para poner en marcha mi siguiente paso.

– Ampliamos los contactos personales/profesionales.

– Obtenemos nuevas informaciones que nos ayudan a tomar decisiones.

– Entrenamos las capacidades socializadoras, sobre todo habilidades de comunicación.

– Mejora nuestra capacidad de adaptación a diferentes entornos, personas y situaciones.

– Se generan las casualidades, o sea que se aumenta la posibilidad de que aparezcan sucesos inesperados que nos pueden beneficiar para el futuro (Teoría de la casualidad planificada de Krumboltz, 1999)

–  Tenemos mayor visibilidad, mostramos nuestra marca personal.


– Nos sentimos más capaces y eliminamos inseguridades. Mejora la autoestima.
El futuro es lo que hagamos hoy. Ahora es el momento de la acción. ACTÚA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *